jueves, 9 de octubre de 2014

Decidamos ¡No a la división. No a la independencia!


El 9 de noviembre, por la unidad del pueblo trabajador
Decidamos ¡No a la división. No a la independencia!

Los catalanes, junto al resto de españoles, sufrimos los mismos ataques y recortes. En Cataluña, como en Andalucía, Canarias o Extremadura nos condenan por igual al empobrecimiento, la precariedad y las desigualdades.

No es cierto que los recortes que sufrimos en Cataluña sean porque “Madrid nos roba”. Las políticas de saqueo y recortes vienen impuestas por los mandatos de Washington y Berlín a través de la Troika, y que la clase política, tanto en Madrid como en Barcelona, aceptan sumisamente y ejecutan sin miramientos mientras mantienen sus corrupciones y privilegios.

Rajoy y Mas, Mas y Rajoy son las dos caras de una misma moneda. La de los grandes banqueros de aquí, de La Caixa al Santander, y del capital extranjero, la de las grandes fortunas, los monopolios y las multinacionales que son cada día más ricos a costa de empobrecer y saquear al 90% de la ciudadanía.

Artur Mas ha votado en el Congreso de Madrid el “rescate” de la banca con el dinero público, la reforma laboral, la reforma de las pensiones y los recortes. Y en Cataluña es el más aplicado y sumiso ejecutor de los dictados del FMI y Merkel, con recortes en sanidad, educación y servicios básicos. Mientras dicen que “no hay dinero”, saquean las arcas públicas para financiarse ellos y sus partidos con los informes falsos, el “caso Palau”, las ITV fraudulentas…, o sacando su dinero a cuentas en paraísos fiscales fuera de Cataluña.

¿Qué hace nadie que se diga de izquierdas yendo de la mano de esta gente? Nadie debe engañarse en la falsa creencia que la independencia de Cataluña creará mejores condiciones para el cambio político y social en todo el Estado español. Lo único que conseguiremos es dividir y enfrentar al pueblo catalán entre sí y con el resto del pueblo español. Con el que compartimos no sólo unos intereses comunes, sino una misma tradición de lucha y multitud de lazos históricos y culturales, afectivos y familiares.

Una amplia mayoría rechazamos la Cataluña y la España actuales, dependientes de la Troika, degradadas por una clase política depredadora y corrupta, empobrecidas y sin un proyecto propio de futuro. Pero sí queremos luchar unidos por una Cataluña y una España diferentes, que hagan suyas las convicciones y la tradición progresista y de izquierdas de millones de demócratas, librepensadores, catalanistas, republicanos, socialistas, comunistas o anarquistas.

Sólo será posible una Cataluña mejor, más justa, con plenas libertades y reconocimiento de su identidad propia, en el marco de una España soberana y de progreso, plural, profundamente democrática y unida.

Pero la unidad debe ser solidaria y voluntariamente decidida. Por eso los abajo firmantes, que hemos nacido y/o vivimos en Cataluña, llamamos a apoyar, la unidad del pueblo trabajador. 
Decidamos: ¡No a la independencia!
Publicar un comentario